Guía BPM (gestión de procesos de negocio): Cómo Acelerar la Transformación Digital

¿Qué es la gestión de procesos de negocio (BPM)? ¿Cómo puedo saber si se adapta a mis necesidades? ¿Por dónde empiezo? ¡Dé respuesta a estas preguntas y muchas más con nuestra Guía BPM!

Guía BPM para la Transformación Digital

Business Process Definition

¿Qué es un Proceso de Negocio?

Un proceso de negocio es un conjunto de tareas enlazadas entre sí y destinadas a ofrecer un servicio o un producto a un cliente.   Un proceso de negocio también se ha definido como un conjunto de actividades y tareas que, una vez completadas, consiguen un objetivo prefijado para la empresa.  El proceso debe tener contribuciones claramente definidas y un resultado único. Estos datos están compuestos por todos los factores que contribuyen directa o indirectamente a aportar valor añadido de un servicio o producto. A su vez, estos factores pueden agruparse en procesos de gestión, procesos operativos y procesos de apoyo al negocio.

Los procesos administrativos rigen las operaciones del sistema de una empresa en particular. Los procesos operativos constituyen el núcleo del negocio. Los procesos secundarios, como los recursos humanos y la contabilidad, se aúnan para dar apoyo a los procesos de negocio centrales.

Desde que Adam Smith propuso este concepto en 1776, la definición del término «procesos de negocio», y su evolución, han dado lugar a áreas de estudio como el desarrollo de operaciones, la gestión y el desarrollo de varios sistemas de administración empresarial.  A su vez, estos sistemas han dado lugar al sector del software BPM, que busca automatizar la gestión de procesos conectando a diferentes actores a través de la tecnología.

Un proceso requiere una serie de acciones para conseguir un objetivo determinado. Los procesos de BPM son continuos, pero también permiten acciones especificas. Los procesos pueden ser simples o complejos en función del número de pasos, los sistemas implicados, etc. También pueden ser de corta o larga duración. Los procesos más largos suelen tener dependencias múltiples y requerir más documentación.