Banco Piraeus

A lo largo de la última década, la crisis nacional de la deuda griega ha causado grandes dificultades a las empresas financieras del país. Durante este periodo, el Banco Piraeus ha realizado una serie de fusiones y adquisiciones estratégicas para establecer una fuerte presencia en el mercado nacional. Su historial incluye 20 de estas operaciones en los últimos 20 años, lo que le ha llevado a asumir un papel líder en la recuperación económica de Grecia.

Problema empresarial

Para devolver la prosperidad económica al país, el Banco Piraeus debe combinar una estricta eficiencia operacional basándose en la innovación. Como resultado de la avalancha de adquisiciones, la infraestructura de TI subyacente de la empresa era demasiado rígida y estaba dividida en silos, lo que dificultaba conseguir estos objetivos. Los ejecutivos de TI de Piraeus querían unificar las funciones críticas de la empresa en una plataforma centralizada que ofreciera estructura y transparencia, apoyara la colaboración y flexibilidad para acelerar el negocio e innovar en las formas de trabajar, y aprovechara los activos de TI existentes y los datos que contenían para evitar costosas medidas tipo «cortar y reemplazar».

La solución de Appian

Banco Piraeus escogió la plataforma de Appian para cumplir sus objetivos de innovación y eficiencia. Hasta la fecha, el banco ha implantado 14 aplicaciones para más de 6500 usuarios activos en toda la empresa, a fin de impulsar actividades e iniciativas clave. Estas aplicaciones se ocupan de áreas fundamentales como las preguntas y quejas de los clientes, protección al cliente, banca verde, transferencias de efectivo, adquisición de minoristas, gestión de orden jurídico y mucho más. Al proporcionar a los empleados del banco un acceso completo a los datos, procesos, colaboraciones, informes y paneles de control necesarios para optimizar la forma de trabajar en toda la empresa, Appian ha ofrecido un valor de negocio sustancial. Ahora el banco cuenta con la visibilidad total que necesitaba para optimizar y hacer cumplir los acuerdos de nivel de servicio, que en última instancia controlan la calidad del trabajo. A través del seguimiento de actividades empresariales, ahora el banco recopila datos detallados sobre los indicadores clave de desempeño, como los tiempos de realización de tareas, los tiempos de ciclo de proceso, las solicitudes de reapertura y una docena más de áreas. Estos datos vuelven a Appian para dar lugar a un bucle de mejora continua. Appian también presenta estos datos detallados en informes de gestión ejecutiva, que muestran a los líderes del banco los resultados globales de la empresa.